Ejercicio práctico: auto prospección profesional

A veces, el día a día en nuestro trabajo no nos deja tiempo para hacer una evaluación realista de nuestra situación. Para las personas que tienen ganas de reflexionar sobre su aportación y que la quieren mejorar, proponemos una herramienta muy potente de auto prospección.

Se trata de un ejercicio sencillo en su concepción y ejecución, pero potente en sus resultados. Pensamos sinceramente que todos deberíamos realizarlo de vez en cuando para saber dónde estamos, que hemos aprendido y que podemos mejorar en nuestro trabajo o actividad empresarial.

Aíslate en un sitio en el que te sientas cómodo, donde nadie te podría distraer.
Coge lápiz y papel.

Empecemos.

Imagínate que las cosas van tan bien en tu empresa que abren una nueva sede. Y una mañana, el jefe de tu departamento te ofrece un ascenso, pero te tienes que trasladar a la nueva sede. En un principio rechazas la oferta porque prefieres seguir donde estas ya que el traslado implica una mudanza y eso no lo quieres porque trastoca tu organización familiar.

El tema es que la decisión del departamento es inamovible por dos principales razones.
Necesitan implantar la misma metodología de trabajo que dio tan buenos resultados.
Consideran que eres la única persona preparada para esta tarea tan importante.

Imagínate que después de pensarlo mucho, y consultar con tu familia decides aceptar la oferta.
Imagínate que todavía no se sabe quién te va a sustituir.
Ya te has puesto en marcha, has encontrado tu nueva casa y la nueva escuela de tus hijos.
Imagínate que, al último momento, el departamento te dice que ya tiene tu sustituta y da la casualidad que es una gran amiga tuya con la que compartiste mucho desde la adolescencia y la universidad.
Sientes mucha respeto y confianza en esta persona como profesional, como persona y como amiga.
Ahora imagina que por problemas de tiempo y agendas no te puedes encontrar con ella ni hablar con ella.
Decides entonces, con toda la libertad, escribirle una carta, con todas las sugerencias que consideras que le ayudaran a tener éxito en su nuevo puesto. Son aquellos aspectos principales que le dirías a esta persona para que los lleve a cabo si quiere estar bien orientada, sentirse eficaz, motivada en su puesto y que sus compañeros y colaboradores lo estén también.

Tú tienes la llave para indicarle todo lo que te parece relevante incluso sugerirle los hábitos que debería incorporar y en los que no debería caer.

Partes de tu experiencia del último año y ten en cuenta que esta persona empezará casi como tú hace unos años.

Ahora escríbele esta carta.

 

Par más información pote en contacto con Creantum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar