El Onboarding es clave para la retención del talento.

El Onboarding es clave para la retención del talento. De nada sirve hacer una buena selección y plantear unas buenas condiciones si el talento no experimenta un buen Onboarding.

 

Como ya sabemos, el talento joven es escurridizo y resulta muy complicado captarlo y mantenerlo en una empresa; sobre todo si dicha empresa todavía arrastra metodologías antiguas y poco saludables.

Es fundamental realizar una buena selección para alcanzar el éxito pero, a pesar de lo que piensan muchas compañías, el trabajo no concluye aquí, sino que acaba de empezar.

La clave de la seducción y donde crearemos un buen impacto en la persona contratada es en la gestión del Onboarding.

Para realizar un Onboarding exitoso y, mantener así los perfiles contratados, necesitamos tener en cuenta los siguientes pasos:

  • Pre-Onboarding: ¡Que no se te escape entre la aceptación del puesto y el primer día!

Aquí puedes preguntar por su “Candidate experience”, enviaros los documentos necesarios para la contratación, explicarle sus funciones y darle un video explicativo de la empresa (valores, dedicación, saludo del CEO, etc)

  • Primer día de trabajo:

Que tenga preparado todo lo que necesita (material, cuenta propia de correo de la empresa, lugar que ocupa en el espacio, etc) y un detalle de bienvenida (por ejemplo, una taza personalizada con su nombre y el logo de la empresa y una carta de bienvenida).

Ese día se ha de presentar a todos los compañeros y compañeras, al líder, a las personas de otras secciones con las que va a tener contacto y, si el CEO trabaja desde ahí, también a él.

Conocerá todas las secciones de la empresa y espacios.

Tendrá acompañamiento de una persona (elegida previamente) en su aprendizaje desde el minuto 1. Esta persona estará todo el tiempo a su lado los días que sea necesario e irá trabajando el desapego en función del tiempo que se necesite. Será durante sus próximos 9 meses su punto de referencia para solventar dudas.

También, sería recomendable agendar un tiempo para una dinámica grupal o un almuerzo/comida para ese día (algo que roma el hielo). Le recordaremos sus funciones y lo que se espera de su tiempo en la empresa (tanto a corto como a largo plazo)

  • La primera semana:

Preguntar por su satisfacción y ofrecer feedback del trabajo realizado (es interesante realizarlo el segundo día de trabajo y al finalizar la semana)

Se ha de formar en las materias necesarias que la empresa requiere (normativas, seguridad, etc)

  • El primer mes:

Realizar encuesta de satisfacción y recibir valoración por parte del líder

  • 6º mes:

Reunión de seguimiento.

También es un buen momento para incorporar, si es factible por su autonomía, ventajas de conciliación como el resto de compañeros y compañeras (teletrabajo, flexibilidad horaria, etc)

  • 1º año:

Durante los meses del primer año realizar seguimiento mediante reuniones, encuestas de evaluación y refuerzos positivos en el día a día.

A partir del año (esta fecha puede variar) realizar el cierre del onboarding, dándole la enhorabuena por haber superado el reto y premiarle con algún detalle. Realizar una valoración tanto de la persona incorporada como de la líder para conocer puntos fuertes y puntos a mejorar (de talento y de empresa)

 

Si la empresa es disciplinada y metódica con el Onboarding conseguirá reducir el tiempo de adaptación y aumentará el compromiso, la productividad y la fidelidad del talento.

 

Por eso, podemos asegurar que:

El Onboarding es clave para la retención del talento.

 

Fórmate como CHO para conocer esta herramienta y muchas otras y, consigue así, mantener el mejor talento en tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Abrir chat