Objetivos y resultados clave

¿Qué son los OKR?

Los OKR son un sistema de gestión de objetivos y resultados clave

OKR son las siglas de “Objectives and Key Results”, objetivos y resultados clave.  Los objetivos marcan lo que se quiere conseguir, los resultados clave apuntan a como hay que conseguirlo.  Y, desde estos dos elementos, se configuran la serie de acciones necesarias para acometerlos.

En esencia se trata de un sistema de gestión de objetivos que desarrolla la razón de ser de una empresa desde la transformación de la cultura organizacional.  Es un modelo focalizado en conseguir resultados desde la participación, la colaboración y el desarrollo del talento de las personas.

Los OKR como motores de transformación de la cultura organizacional.  Mucho más que un sistema de gestión de objetivos!

El mayor reto de las empresas radica en tener un propósito claro y motivador que proporcione sentido a todo el conjunto de personas involucradas.  El propósito debe señalar el camino a seguir, apuntando los objetivos a conseguir y guiando las distintas estrategias a trabajar.

Para lograr todo ello, el diseño de los OKR asegura el alineamiento y coordinación entre todos los estamentos de la empresa, procurando que el propósito de una empresa esté presente en todos los rincones de la misma.  Los OKR ayudan a transformar la cultura de una organización gracias a traducir el propósito en objetivos y acciones con sentido.

Los OKR habilitan las personas a tomar más protagonismo desde el diseño de los propios objetivos hasta la autogestión de las tareas adecuadas para conseguirlos.  Fomentan la contribución de cada persona y la correspondiente asunción de responsabilidad.

 10 Beneficios de los OKR que aportan a la cultura organizacional:

  1. Conectan la visión y los valores desde las estrategias a implementar hasta las tareas cotidianas del día a día.
  2. Funcionan como la correa de transmisión necesaria para mover todo un grupo humano hacia un mismo objetivo común, teniendo en cuenta que cada persona tiene su propia misión.
  3. Facilitan la comunicación multidireccional y la utilización de un mismo lenguaje por parte de todos los estamentos de la empresa.
  4. Dotan de sentido a la contribución individual de cada persona y, al mismo tiempo, generan sinergías entre los distintos equipos de trabajo.
  5. Permiten conocer en todo momento en que grado de cumplimiento se encuentran.  Ello facilita la toma rápida de decisiones para ajustar, modificar o cambiar las acciones a realizar.
  6. Evitan el funcionamiento de los distintos equipos de trabajo en compartimientos estancos, facilitando la colaboración entre ellos y aumentando su productividad.
  7. Promulgan una transparencia total de los objetivos a lo largo y ancho de la organización para fomentar su visibilidad y la coordinación entre los distintos equipos de trabajo.
  8. Habilitan un tipo de liderazgo más humanista que rehuye los antiguos modelos más autoritarios y que tiene como misión potenciar la autonomía de sus colaboradores y la mejora continua de sus competencias.
  9. Focalizan los esfuerzos en fijar la atención en las prioridades, concentrando las energías en conseguir el máximo valor posible en cortos periodos de tiempo.
  10. Aumentan la cohesión y el trabajo en equipo, acentuando el sentimiento de pertenencia y el compromiso hacia la empresa.

Los OKR logran sumar los esfuerzos individuales de las personas para multiplicar el impacto de sus equipos.

Más información en: creantum.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar